Me voy a Alemania gracias a Python! (Parte 1)

12/13/2018 | Author: Eduardo Enriquez

Intentando emigrar al viejo continente

Todo el 2018 estuve preparándome para irme a vivir al viejo continente. Primero tuve una oferta de Barcelona en el mismo rubro en que venía trabajando, seguridad informática. Me ofrecieron un sueldo que era razonable para lo que son los sueldos allá para un python developer y que, mientras esperaba que salieran los papeles acá, era un muy bueno sueldo bruto en la Argentina. Incluso viaje un mes y pico allá para conocer a la gente y las oficinas. Cero quejas, lo disfruté mucho porque no conocía Europa y me pagaron el pasaje y unas semanas de hotel.

Barcelona en sí misma me gustó muchísimo. Creo que es una ciudad en donde viviría porque tiene alguna reminiscencia a Buenos Aires que la hace acogedora, familiar. Las tapas y los bocadillos no me los voy a olvidar jamás! Y la verdad que el trato allá fue muy bueno. La gente y la dinámica de trabajo fue muy parecida a la de Argentina (quizás un poco más vagos allá). Camine muchisimo, recorrí muchos lugares y me volví contento.

Pero la verdad que con el tema de los papeles no se portaron muy bien. Pasó el tiempo. Básicamente me chamuyaron y bicicletearon. Me prometieron al principio tramitar una visa de residencia y trabajo de profesional altamente cualificado. Pero la rechazaron. Después me enteré que fue porque el sueldo que me pagaban e iban a seguir pagando de ninguna manera reflejaba lo altamente calificado y requerido... Luego vino el verano de ellos, mi invierno y simplemente no movieron un dedo. Total descubrieron que como trabajador 100% remoto funcionaba igual. Y quizás el salto del dolar por la #macricrisis hicieron que sea un salario más tentador para el trabajador remoto desde Argentina. De todas formas me dijeron que iban a empezar un trámite de permiso de trabajo regular y que en Noviembre tenían una cita en algún lugar/sede del gobierno español.

Llegó la fecha y me dijeron que no iban a ir a la cita por el visado. como quien lo dice sin cuidado, como si no importara lo que uno piensa, deja de hacer cosas y le dice a todo el mundo y organiza y planifica que se va, Estallé de bronca y de indignación. Les deseé la muerte y agradeciendo la fortuna de poder cambiarme de trabajo rápidamente, le contesté a un headhunter de linkedin que escuchaba sus ofertas de Alemania.

Eficiencia alemana

Hice el bendito proceso de selección. Me desperté al alba para ajustarme a los horarios alemanes, bueno no al alba específicamente sino a mi sagrada mañana. Esbocé palabras en inglés, hable muy bien de mi mismo e hice una obsesiva prueba técnica (aquí va el link por si la quieren chusmear: https://github.com/eduzen/task_executor).

Me ofrecieron irme allá con un buen contrato. Casi el doble de sueldo que el de España. Además me pagarían pasaje y dinero para relocalizar. La ciudad: München. La visa un permiso de trabajo para profesional altamente calificado con título universitario (la misma que me iban a dar en España al principio, la blue card) pero que aquí con mayor sueldo no iba a ser problema obtener. Dicho y hecho, en un mes y una semana. Tuve la noticia de que me habían aprobado la visa. Visité tres veces la embajada alemana y listo.

Algo copado es que en el trabajo no importa saber alemán. Pero de todas formas me parece una tontería ir y no aprender nada de alemán. Además que tengo una cosa con ese idioma, lo estudié un par de años hace mucho y siempre fue difícil incorporarlo (y estudiarlo). Pero bueno con las clases que la empresa va a darme y estando ahí supongo que será más fácil.


Tags


  • Related posts

  • Nothing yet!